Wednesday 23 April 2014

THE MEN. ROCK: NADA MÁS Y NADA MENOS

PORTADA THE MEN

The Men: Open your heart (2012)

[xrr rating=8/10]

Rock. Esa es la palabra que se le viene a uno a la cabeza al escuchar este disco. Y te queda claro desde el primer riff de guitarra. A los dos segundos The Men ya te ha atrapado con el inicio de “Turn it around” y ya no te dejan hasta ese fantástico final que es “Ex_dreams”. En medio de estas dos canciones, los de Brooklyn montan toda una academia del rock para mostrarnos lo grande que puede ser este género. Porque lo que se nos muestra aquí es un dominio asombroso de los diferentes subgeneros del rock, aunque de forma personal, casi como tributo pero no como copia.

Nick Chiericozzi y Mark Perro, duo de guitarrista a tener muy en cuenta a partir de ahora, junto con el bajista Chris Hansell y el recien incorporado batería Rich Samis, dan unos cuantos pasos más allá de su anterior “Leave Home” hacia la concreción y la dinámica de las canciones. Y ahí, en las canciones, no deja de haber miles de momentos disfrutables y notables, desde la percusión en “Animal” (sí, esa canción de rock beodo), hasta el arrebato punk de “Cube”. Pero también el hálito country-pop de “Candy”, los coros de “Plase Don´t Go Away”, el krautrock de “Oscillation”, esa reencarnación de Spacemen 3 que es “Presence”, o el crescendo-vuelta a empezar-crescendo de “Ex_dreams”. Y por encima de todo, la pasión, que puede que sea la clave de todo el asunto. A The Men se les nota que les gusta lo que hacen, y lo hacen con ganas.

En definitiva, un disco que hay que escuchar con el volumen alto para disfrutar de los ritmos contundentes, los juegos de guitarras, el feedback, y la libertad que respira en cuanto a muestra de alegría y tributo frente a lo que es algo tan aparentemente simple como el rock, pero que puede ser tan importante y lleno de energía como ellos nos vuelven a mostrar en estos 45 minutos de magisterio humilde, reuniendo sus influencias para mostrarnos lo que pueden hacer.

Y lo que pueden hacer te dejará noqueado.

Texto: Víctor M. Paredes

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.

L'ampli