ICEAGE: ALGO HUELE A PUNK EN DINAMARCA

in VINyLS

[xrr rating=7.5/10]

“You´re Nothing” (2013)

Los chavales paliduchos y casi imberbes que hace un par de años se despacharon uno de los discos del año, “New Brigade”, se han hecho un poco más mayores y vuelven para dejar claro que lo suyo es muy serio. Y oscuro, y violento, y punk. Por que esto último es lo suyo. Lo pueden disfrazar de post-punk a ratos si quieren pero escuchar los gritos de Elias Bender Ronnenfelt deja claro que lo suyo es actitud punk y lo demás detalles sin importancia.

“You´re Nothing” nos muestra un grupo que se consolida, que mejora el sonido, con una producción que les hace sonar más contundentes (por cierto, es autoproducido) y que consigue que el conjunto sea seguramente más sólido que el anterior, a pesar de que quizás se observe algo menos de brillo en los temas individualmente. Pero una muestra de la continuidad de su modus operandi es la duración del disco: “New Brigade” contenía 12 temas en algo más de 26 minutos. El disco que nos ocupa contiene 12 temas en poco más de 28. Es decir, no se han perdido en extrañas búsquedas de su “sonido” o han tratado de reinventarse a las primeras de cambio. Parece que tienen claro lo que quieren hacer.

“You´re nothing” se abre con “Ecstasy” (el vídeo lo podéis ver en YouTube), canción que impacta por el aparente cambio, ya que se observa más caos en la música y cierto deje cold wave, así como la rapidez del hardcore. Esta sensación pasa cuando nos encontramos con “Coalition” primer trallazo punk del disco. Una muy buena canción con dejes a Sonic Youth en la deriva de las guitarras. Y en esta dinámica parece estar un poco el disco: entre las sorpresas y las canciones que siguen más estrictamente la línea de su anterior álbum. Entre las primeras está el instrumental “Interlude”, de tintes entre industriales y ambientales, pero su frialdad no evita que sugiera amenaza. Otro punto a destacar es “Morals”, un tema que incluye piano, cambios de tempo y un ritmo marcial sobre el que el grupo se despacha a gusto y nos ofrecen una canción para el recuerdo. Hasta ahí las, digamos, “novedades” importantes. Por el lado de mayor continuidad destacan temas como “Burning hand” con su dinámica de crescendo, parada y volver a empezar, y su textura abrasiva. También es de destacar “In haze”, algo más melódica y absolutamente instantánea.

La segunda mitad del disco se vuelve algo más uniforme, con una sucesión de canciones en las que se da un patrón parecido y un sonido que va de lo directamente furibundo a lo crispado que nos tienen acostumbrados, y con menos momentos destacados hasta las dos últimas canciones: “Awake”, con un deje más pop, y “You´re Nothing”, donde explota todo el nihilismo de un grupo más oscuro y negro que la misma noche.

Texto: Víctor. M. Paredes

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada